Mostrando entradas con la etiqueta Catequesis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Catequesis. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de mayo de 2012

CATEQUISTAS CURSO DE FORMACION Primera Parte


CATEQUESIS
CÓMO SER UN BUEN CATEQUISTA,
COMO OFRECER UNA BUENA CATEQUESIS
SICOLOGÍA CATEQUÍSTICA.
APRENDER DEL ALUMNO 
(Hay una publicación con este título "Aprender del alumno- Sicología del catequista")



CURSO DE FORMACIÓN, PREPARACIÓN Y DESCUBRIR EN CADA UNO SI LAS APTITUDES QUE DICEN POSEER SON LAS INDICADAS PARA UN CATEQUISTA, y SI DESCUBREN QUE NO LO SON, CÓMO IR CULTIVANDOLAS.



 NO DEJA DE SER INPORTANTE EL ARCHIVO "ALBUM FOTOGRÁFICO DE LAS ACTIVIDADES" Interesante para las actividades recreativas, teatros de niños. TODO ESTÁ A DISPOSICIÓN, DE LOS INTERESADOS CATEQUISTAS, Y LOS QUE DESEEN INICIARSE. Para más detalles estoy a la orden en mi correo que figura a la derecha. Bendiciones.

Si se toma bien en serio y con responsabilidad un curso en la universidad, pensando que será para su futuro, para formar una familia y realizarse, brindándola lo mejor con el fruto de su trabajo gracias a los estudios que ha realizado, no es menos importante ni de menor seriedad o responsabilidad, asumir el compromiso ofreciéndose en su parroquia para ser catequista.
Mucho menos debe ser el motivo de asumir ese compromiso para pasar el tiempo, o quizás porque le han insinuado o insistido para que se aliste al grupo de catequista, o porque sus amigos están en el grupo, también él se quiera unir al grupo solo por el motivo de estar juntos entre amigos, o quizás no quiera sentirse menos útil a la sociedad, como están los otros, sus amigos.   

ANTES DE EMPEZAR ME QUIERO PRESENTAR (resúmen biografía)

Antes de empezar mi misión de catequista, la lectura de la Biblia no era fomentada, fue cuando sintonizando mi radio pequeña de AM escuché una radioemisora de las Antillas holandesas que transmitía conferencias exclusivamente cristianas, en base a la Biblia.
Me gustó y cada día esperaba ese horario a la noche para escuchar, y no me he perdido ni un día durante 4 o 5 años, aprendí muchísimo de las explicaciones sobre el evangelio de Cristo como de las cartas de los apóstoles.


Después de leer tanto la Biblia y estudiarla, ya empecé a sentir un gozo interior que me daban ganas de ensañar a otros lo que yo había experimentado, pedía a Dios que me indique un medio, yo no tenía en mente eso de la catequesis.
Entonces un día pasa frente a mi casa una joven amiga y vecina catequista de la capilla del barrio, y al pasar frente a mí me dice: “Juan Carlos, ¿no querés ser catequista? –Si! Le respondí, pero voy a prepararme antes, y desde el sgte. año empecé.

Pero yo me seguía formando. Para cada curso que se ofrecía, ahí estaba presente.  
Asistí a cursos especiales aparte para catequistas de niños de Primera Comunión, A cursos para catequesis de jóvenes de Confirmación, A curso para animación de Liturgia.
      
Y al ir enseñando se va adquiriendo más y más experiencias, conocimientos, y sabiduría si se pide con fe a Dios.

En cada uno de los Artículos publicados podrán encontrar temas interesantísimos que les ayudara a enriquecer más los conocimientos que ya poseen. Cada uno de ellos expresan como un reflejo de lo que he experimentado a lo largo de mis años de catequista.
25 años. No pude continuar más por dificultad física a causa de accidente. 
Por la Gracia de Dios se me presentó este medio para seguir transmitiendo, a quienes encuentran este Blog, mis experiencias, de los que he estudiado y las que he puesto en práctica.

El gran secreto:
Es aprender bién de lo que Dios te da a través de diversos medios, para volver a transmitir con la misma sabiduría, y adaptándo cada catequista, de acuerdo al nivel y ambiente que le corresponde hacer catequesis, modificando, arreglando, después de observar también, el tipo de grupo y cultura de alumnos que corresponde cada año. 

Lo bueno es, que cada año te encontrás con grupos diferentes a los demás años, los que te obligan a prepar tus encuentros de catequesis de acuerdo a ése grupo y o a ése niño o niña que es diferente a los demás. En algunos casos tratar en forma individualizada.



PRIMERA PARTE
VOCACION

El que quiere ser catequista debe pensar antes  de alistarse en su comunidad Parroquial:
Cuál es el motivo por el cual me estoy decidiendo a ofrecerme para ser catequista?

AUTOENCUESTA Y RESPUESTAS
¿Tengo deseos de ser instrumento de Dios, y dedicarme a enseñar su Palabra?
Terminé mi curso de Confirmación y me hice el compromiso de ser también como mi catequista del cual aprendí mucho, y además nació en mí  ese don de enseñar.
Además veo la necesidad que hay en mi Parroquia de más y buenos catequistas. Porque hay muchos niños. Y jóvenes que necesitan.
Veo muchos niños por la calle en horarios de las catequesis y no asisten a ellos. Y yo los voy a invitar personalmente, a él primero y si me acepta voy a su casa para hablar con sus padres.

SI LA MAYORIA DE ESTOS SON LOS MOTIVOS PORQUE QUIERO SER CATEQUISTA,
 Hay indicios de que existe una vocación en la persona.

OTROS CUESTIONAMIENTOS
Si se me presenta otro compromiso que coincidirá con el horario de la catequesis, ¿Optaré por el de la catequesis?

¿Me comprometo desde ya a asistir siempre a horario o mejor dicho 15 o 30 minutos antes, al lugar deL encuentro de catequesis?

Es muy necesario que el catequista  esté antes en la Parroquia, ir recibiendo a cada uno de ellos, y si es necesario, conversar de su caso en particular, ofreciéndoles apoyo, ayuda, y o lo que ellos soliciten.

¿Me comprometo a asistir a todos los cursos de formación, que se ofrece en la Parroquia y en la Dirección de Catequesis del Arzobispado?
Hay cursos de formación de metodología, de Biblia, de formación cristiana, y otros cursos, de especialización.

Y SI ENCUENTRO A TRAVEZ DE ESTOS CUESTIONAMIENTOS QUE TENGO VOCACIÓN,
ME DEBO COMPROMETER A CUMPLIRLOS, “RELIGIOSAMENTE”

Parecerá duro al principio pero cuando se hace una costumbre, verá que es muy agradable y que cada vez se aprende más y más.

ALGUNOS DIRÁN:
Pero está exigiendo mucho y eso es difícil.
No es así porque punto por punto y muchísimo más es lo que yo, por la gracia de Dios pude brindar a la comunidad catequística.

Los sábados era nuestro día de catequesis, y cuando entonces yo trabajaba los sábados, en el colectivo venía dormitando, llegaba y me quería tirar a la cama a descansar, pero si lo hacía no me levantaba para la catequesis. Entonces ya me quedaba sentado esperando mi horario.
Terminada la catequesis, les organizaba torneo de futbol de salón, en vez de irme a descansar a mi casa.  

SAN AGUSTÍN DECÍA “AMA, PORQUE SI ES EL AMOR EL QUE GUIA TU VIDA REALIZARÁS GRANDES EMPRENDIMIENTOS”.

Y creo que es eso nomás lo que nos falta, el Amor, porque es el motor que mueve todas las cosas.

Para leer los otros siguientes Capítulos o Partes, hacer clic en la lista de publicaciones en "Archivos del Blog" a la derecha
Importante para los catequistas, leer lo último publicado:
"Cómo preparar una catequesis Parte 15"
Yo interpreto: "Cómo prepararse un catequista, y para preparar su catequesis", contiene ambas instrucciones. Excelente material. Recomiendo para todos. 
Cuando haya leído, asimilado, le ha gustado, y llevado a la práctica, vive, y transmite lo que vive, ya tiene el título que Dios mismo le ha otorgado.
Ese título lo llevamos en el corazón. Solo Dios conoce nuestro corazón, por tanto un título recibido de una institución humana, va a ser válido si es que lo llevamos primero escrito en el corazón. 


He hecho todo lo posible en preparar este blog lo mejor posible, que sea agradable y atractivo a los lectores.  En especial a catequistas, y formadores de catequistas.
Les solicito a quienes lean y les gusta que promocionen a otros que también están en el campo de la catequesis.   



CATEQUISTAS SEGUNDA PARTE CARACTERÍSTICAS DEL..


CATEQUISTAS,
SEGUNDA PARTE


                                       

EL CATEQUISTA, deberá poseer 
y presentar las siguientes características.
Reflejar un semblante de estado alegre.
Recibir a todos con la misma alegría y el 
deseo de ser amigos de todos.

Para presentarse y comportarse así:
El catequista ya debe haberse preparado física y emocionalmente. Haber adquirido el entusiasmo, es decir las ganas intensas que llegara ese momento para encontrarse con el grupo que va a estar a su cargo.
Ganas de experimentar ese encuentro con una nueva familia, de hermanos, con quienes van a establecer  armoniosas relaciones.

Cada día saludarles tanto en grupo como en forma personalizada, con quienes más se presente la oportunidad.

Familiarizarse con cada uno de ellos, que sientan que son amados (queridos se dice en forma no correcta).

Cuando alguien o varios presenten inquietudes, preguntas difíciles para ellos y a veces difícil para el catequista responder, Si tiene la respuesta, hacerlo con seguridad, no dudando, porque pierden confianza en sus catequistas para otra ocasión que se les presente, a veces las preguntas son en relación a sus propias familias, o quizás de compañeros mayores del colegio. Quizás porque los ponen en aprieto. Etc.

Y si la respuesta no está a flor de boca del catequista, no decirle que no sabe, sino que va a consultar con la persona competente a la situación planteada, puede ser casos sobre el sexo, que en este caso en especial no se debe responder sin plena seguridad. Y debe cumplir con su promesa de llevar la respuesta para el siguiente encuentro, no debe mentirle, porque ya no va a confiar más en su catequista.
El catequista debe anotar las inquietudes o preguntas para no olvidar. El alumno se sentirá importante, que se preocupan de él y crecerá la confianza. Y se abrirá más aún para más intimidades que deseare comentar.
Cuando un alumno presenta una pregunta seria o delicada, nunca el catequista deberá demostrar sorpresa ni susto ni reprensión, se debe tomarlo todo con naturalidad y de ese tema grave para él presentado, ir enseñando lo que es correcto y lo que no, lo que puede causar perjuicio.

El catequista, nunca se debe abocar única y exclusivamente al texto de rutina que debe desarrollar. Sino que debe instruirse más, leyendo otros libros, haciendo más cursos de formación especializada. Siempre hay.

Para estar bien capacitado el catequista,  debe tener entrevistas personalizadas con Párrocos o sacerdotes que saben que poseen sabiduría, con doctores y sicólogos de niños,

El catequista debe demostrar en todo los casos, que va a encontrar en él a una persona amiga, confiable confidente.
Si el tema presentado es muy personal, el catequista debe ofrecerle la respuesta en una ocasión en que estén fuera del grupo. En otros caso los temas planteados por uno, las respuestas pueden ser útiles a los demás del grupo.

Cuando el catequista más tiene, más puede dar, no debe ser nunca mediocre, porque los alumnos se aburren, no atienden y no aprenden El otro tema será cómo y qué ofrecer o presentar en una catequesis al alumno (catequizando)(o catecúmeno)